QUÉ TIPO DE DEPORTE ES MEJOR PARA MANTENERSE SANO SEGÚN SU EDAD

2-5-2019

Los años son un factor fundamental a la hora de elegir qué ejercicios o disciplina son los más saludables, pues con el tiempo, el cuerpo pierde capacidad, agilidad y motricidad, independientemente de si se es profesional o aficionado. Expertos en deporte, salud y bienestar explican qué es lo más sano.

Los efectos beneficiosos que el deporte tiene en la salud son numerosos y constatados. Realizar una actividad física de forma rutinaria puede reducir el riesgo a padecer una enfermedad cardíaca, algunos tipos de cáncer y combatir la diabetes tipo 2, por ejemplo. Además, ayuda a mantener la salud mental: aumentando el nivel de endorfinas en nuestro cuerpo que influye en nuestro estado de ánimo y autoestima.

Pero al igual que es obvio que no es lo mismo tener 20 años que 40, también es lógico pensar que no todos los deportes son los adecuados a todas las edades. Y no saber adecuar nuestra actividad física a los años que vamos sumando al calendario, podría, de facto, conllevar ciertos riesgos para nuestro bienestar físico (y mental, si consideramos la frustración de ser consciente de nuestro deterioro físico), coinciden los expertos.

La profesora de fisioterapia Julie Broderick, del centro universitario Trinity College de Dublín, desgrana en un artículo en The Conversation, un diario abierto sobre discusiones académicas, cuáles son los tipos de deportes más adecuados según el momento de la vida. Estas son, resumidas, sus recomendaciones generales:

En la infancia

Hacer ejercicio ayuda a que los niños mantengan un buen peso, les ayuda a la formación de unos músculos fuertes, estimula la confianza en ellos mismos y ayuda a tener patrones de sueños regulares. Durante esta etapa de su vida, es recomendable que prueben distintos deportespara promover el desarrollo de habilidades diferentes. Desde natación a deportes con pelota o de lucha. También se aconseja que disfruten cada día de algún tiempo de actividad física libre, como jugar en el parque o en el patio.

En la adolescencia

Durante la adolescencia, suele perderse el interés en el deporte, especialmente entre las chicas, destaca Broderick. Pero seguir ligado a alguna actividad física a esta edad de cambios es muy bueno para mantener un buen estado físico y además ayuda a controlar el estrés y la ansiedad. En la medida de lo posible, es recomendable que los adolescentes se unan a algún equipo. Los mantendrá motivados, abrirán su círculo social y les enseñará disciplina. Si no, deportes tan completos como la natación y el atletismo pueden ayudarles a mantenerse en forma, según las recomendaciones recogidas por Broderick.

A los 20

Esta es la década de nuestra vida en la que podremos alcanzar nuestro mejor nivel físico, apuntan los especialistas. Los tiempos de reacción y recuperación alcanzan su punto álgido a esta edad y tu cuerpo bombea oxígeno a tus músculos más rápido que nunca. Intenta obtener el mayor rendimiento a tu capacidad física. Puedes probar distintos tipos de deporte: rugby, remo o pesas en el gimnasio. Trata de que tus entrenamientos sean variados intentando combinar trabajo aeróbico, anaeróbico y de resistencia.

A los 30

Mantener la fuerza y la salud cardiovascular es importante, pero también desafiante. La realización de trabajos sedentarios o las obligaciones familiares pueden hacernos difícil reservar un espacio para el deporte en nuestras vidas a esta edad. Por eso hay que usar la inteligencia. Los expertos recomiendan echar mano de entrenamientos cortos, pero de alta intensidad (conocidos como HIIT, por sus siglas en inglés) haciendo sprints, en bicicleta, corriendo o reduciendo los tiempos de descanso cuando hagas circuitos de resistencia.

Para las mujeres, especialmente después de tener hijos, es recomendable que empiecen a hacer los ejercicios de Kegel y mantener así la fortaleza de su suelo pélvico. Y siempre, siempre, intenta hacer cambios en tus rutinas para mantener los entrenamientos divertidos. Si no, con una agenda cargada de compromisos puede ser muy fácil olvidarse del deporte.

A los 40

A esta edad es donde la mayoría de nosotros empezamos a ganar peso. Y, según los expertos, los entrenamientos de resistencia (aquellos que utilizan la fuerza) son los mejores para ganar la batalla a la báscula. El uso de la fuerza en un entrenamiento ataca la acumulación de grasa y revierte la pérdida de masa muscular, entre un 3 a un 8% por cada década de vida. Una sugerencia para introducirse en la inclusión de la fuerza en nuestros entrenamientos es comenzar con mancuernas y después pasarse a las máquinas de peso del gimnasio.

También es una buena edad para empezar a sentir gusto por correr;ayudaremos a nuestro corazón, apunta Broderick. Y si ya añadimos pilates, fortaleceremos nuestra espalda, que puede empezar a quejarse en la cuarentena.

A los 50

El declive físico se acentúa en esta década: pueden empezar a aparecer dolores, molestias y manifestarse las enfermedades crónicas como las relacionadas con el corazón o la diabetes tipo 2. En el caso de las mujeres, la reducción de los niveles de estrógenos las pone en más riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares. El consejo es incluir en tu actividad física semanal dos sesiones de trabajo de resistencia para mantener tu masa muscular, realizar ejercicio cardiovascular como caminar o correr llevando bandas en los tobillos con algún peso y hacer algo completamente distinto como taichí o yoga para trabajar en tu equilibrio.

A los 60

A partir de los 60 hay más riesgos de padecer enfermedades crónicas. Hacer ejercicio reduce las posibilidades de que estos problemas aparezcan, según los especialistas. Los ejercicios más aconsejables a esta edad son los bailes de salón y ejercicios ligeros de fuerza y flexibilidad unas dos veces por semana que no tengan demasiado impacto en tus articulaciones. El aquaerobic es una opción ideal ya que el impacto es mínimo y trabajas tus músculos con la resistencia del agua. No te olvides del ejercicio cardiovascular con alguna caminata a ritmo ligero.

A los 70 y más allá

Llegados a este punto, el objetivo es mantenerse ligeramente activo y prevenir la fragilidad y las caídas. Además, la actividad física ayuda también a nivel cognitivo. Trata de caminar e incluir algún ejercicio de fuerza en tu semana, pero consulta antes con tu médico. Lo importante, al fin y el cabo, es mantener un nivel de actividad física equilibrado durante toda tu vida.

Fuente: semana.com

¿Qué es el bruxismo y cómo puede afectar a la vida diaria y al descanso?

Apretar los dientes, de manera mecánica, puede tener consecuencias y afectar a la calidad de vida

El hecho de apretar los dientes en un momento dado no reviste mayor importancia, pero si se produce de manera prolongada e incontrolada, incluso mientras dormimos, estamos ante un problema que puede acabar provocando desde dolor en la zona de la mandíbula o en las cervicales, hasta episodios de insomnio que no permiten el suficiente descanso.

Esta patología, que puede presentarse a cualquier edad, incluso en personas mayores que ya no cuenten con todas sus piezas dentales naturales e incluso llevan alguna prótesis, se produce cuando hay una disfunción en la articulación temporomandibular (ATM). La ATM influye en la oclusión dentaria, haciendo posible que podamos realizar funciones tan sencillas como hablar o masticar.

El estrés, la tensión, unidos a una mala oclusión, lo que llamaríamos “morder mal”, son los factores que pueden desencadenar bruxismo, según explica el Consejo de Dentistas de España. Ese apretar los dientes de forma repetitiva e inconsciente, causa el lógico desgaste de las piezas dentales y puede llegar a provocar incluso pequeñas heridas en la boca. Además, los expertos señalan que en ocasiones los dolores de cabeza o la migraña pueden estar relacionados con esta anomalía.

Tipos de bruxismo y posibles tratamientos

Esta dolencia puede manifestarse con el apretar de dientes únicamente cuando la persona esta despierta o también de noche, mientras duerme. En este segundo caso, además de apretar se suele producir un movimiento inconsciente de rechinar y rozar los dientes superiores con los inferiores desplazándolos lateralmente.

Según datos de la Sociedad Española del Sueño (SES) el bruxismo nocturno es el menos habitual y afecta aproximadamente al 8% de la población. En el caso de las personas mayores de 65 años, el porcentaje de afectados se reduce a un 3%.

El bruxismo puede acabar desapareciendo de manera espontánea, especialmente si su origen tiene que ver con una situación pasajera de estrés, pero en ocasiones es necesario aliviar sus molestias siguiendo determinados tratamientos. Las férulas de descarga, cuyo objetivo es la recolocación dental y la relajación de los músculos que intervienen en el proceso de deglución de manera progresiva, es uno de los más utilizados. La fisioterapia también puede ofrecer soluciones con procedimientos que ayuden a la musculatura facial a recuperar sus funciones básicas. En algunos casos, el especialista puede recomendar el uso de fármacos específicos o de medidas dietéticas y posturales.

Fuente: 65ymas.com

Pubalgia: qué es, causas, tratamiento y todo lo que necesitas saber

Todo lo que necesitas saber sobre afección que puede afectar a los deportistas.

Uno de los dolores más intensos por el que un deportista puede pasar es la pubalgia, la cual afecta a la región inguinal. Otros nombres por el que también se le conoce son: osteopatía dinámica del pubis, entesitis pubiana o hernia del deportista.

La pubalgia se puede derivar por una sobrecarga de ejercicios físicos, deportes extremos o de máximo rendimiento, por lo cual debemos estar atentos a su aparición cómo tratarlos.

Pero, ¿cuál es la causa de este problema? A continuación, te mencionamos las causas, los síntomas que alertan sobre su aparición y la mejor manera de hacerle frente, señalados en el portal Mejor con salud. ¡Atenta y toma nota!

Causas

  •  Mala preparación física
  • Optar por realizar deporte, después de llevar una vida sedentaria, puede convertir en nuestro peor enemigo, ya que nuestra forma física no es la mejor, por lo que es posible que al empezar algunos ejercicios la pubalgia haga acto de presencia.
  • Calentamiento deficiente
  • Antes de iniciar cualquier actividad deportiva es importante realizar un calentamiento previo. No de la manera correcta puede derivar en un problema de pubalgia. Por ello, debemos tomarnos nuestro tiempo.
    Características anatómicas
  • Se puede deber a un traumatismo en la zona del pubis o por la condición física de la persona se tenga más riesgo de sufrir esta afección.
    Síntomas

Dolor antes o después de la práctica física. Esta es la primera señal de alarma que no debemos pasar por alto y que no debemos confundir con una mala postura. El dolor puede ser leve y suele desaparecer.
Intenso malestar durante la práctica deportiva
Tras pasar los primeros síntomas y darle la importancia debida, el dolor puede aparecer durante el entrenamiento provocando que se tenga que interrumpir, ya que es bastante más intenso.
Limitación de movimientos
La continuación de los síntomas solo derivará en un dolor que se sentirá incluso en reposo. El problema es que en este punto se notarán ciertas limitaciones de movimiento.

Tratamiento

  • Ejercicios de potenciación y estiramiento. Ayudarán a generar una buena compensación en los músculos implicados en la pubalgia. Esto se incluirá en el programa de rehabilitación, que contará con fisioterapia, osteopatía y electroestimulación.
  • Antiinflamatorios. Si el dolor es muy intenso y provoca interrupciones en la práctica deportiva se utilizarán este tipo de medicamentos para reducir el dolor, siempre que sea autorizada por un especialista.
    Ejercicios de calentamiento específico. Las personas que sufren pubalgia deben realizar ejercicios de calentamiento específicos para evitar que este problema se vuelva crónico.
  • Cirugía. En los casos más graves, el médico puede recomendar la cirugía para reducir la presión en la zona y, así, mejorar el dolor que el paciente se encuentra padeciendo.

Es importante mencionar que un diagnóstico temprano permitirá a la persona darle una solución rápida y al mismo tiempo reducir el dolor de la manera mejor recomendada.

Fuente: wapa

La fisioterapia ayuda a liberarse de las consecuencias del estrés

Por medio del equilibrio entre la mente y el cuerpo, la fisioterapia te ayudará a sentirte mejor

El estrés es una reacción de carácter psicológico y físico que aparece como consecuencia de determinadas situaciones de nuestra vida. Sin importar su naturaleza, estas pueden ser tanto de carácter personal como profesional. Desde una relación sentimental que no funciona hasta un problema familiar, cualquier aspecto cotidiano puede traducirse en una situación de máxima alerta para nuestro organismo. Con el desgaste que ello puede llegar a suponer.

El estrés y nuestra vida diaria

Mediante el estrés, nuestro cuerpo activa una serie de mecanismos de emergencia fundamentales con los que garantiza la supervivencia del individuo en entornos hostiles. El estrés tiene su aspecto positivo. Nos permite focalizar nuestra atención en una situación específica. Sin embargo, cuando nos sometemos a un escenario demasiado prolongado en el tiempo, las reservas de nuestro cuerpo pueden ir agotándose, favoreciendo la aparición de determinadas enfermedades a consecuencia de la vulnerabilidad a la que estamos sometidos.

En los momentos de estrés es habitual que aparezcan los característicos dolores musculares o articulares. Sin embargo, estos no pueden ser más que el reflejo de un escenario psicológico adverso.

¿Cómo puede ayudar la fisioterapia a la gestión del estrés?

Pese a que la fisioterapia está tradicionalmente relacionada con las lesiones musculares y el malestar físico. Lo cierto es que tiene un importante impacto en la salud mental y lo relacionado con el aspecto psicológico.
Por medio de esta disciplina se pretende alcanzar un equilibrio entre el cuerpo y la mente, favoreciendo nuestro bienestar. Sus ejes de acción son dos:

Ejercicios. Por medio de la realización de una rutina de ejercicios, pautada previamente por el fisioterapeuta, lograremos relajar nuestro cuerpo y recargarlo de energía para enfrentarnos a nuevos escenarios y situaciones adversas. A la par que lograremos interiorizar recursos con los que gestionar mejor las posibles situaciones futuras.
Masajes. Se actúa directamente sobre el sistema nervioso, favoreciendo su relajación y eliminando la sensación de agobio que produce el estrés. Además, existen masajes diseñados específicamente para ayudar a la persona afectada a la liberación de endorfinas, transmitiendo una mayor sensación de bienestar y de relajación, al mismo tiempo que favorece el equilibrio entre nuestro estado anímico y físico.

2-4-2019

Por Carlos Zapatero

Síndrome del cuello roto, ¿cómo prevenirlo?

El síndrome del cuello roto es una nueva dolencia debido al uso intensivo de los dispositivos móviles.

También ha generado trastornos de ansiedad, problemas en las cervicales, dolor de espalda, y de cabeza.

Es muy importante saber cómo evitarlo.

Se trata de una dolencia cada vez más común, qué es consecuencia de una mala postura del cuello y la cabeza mientras estamos controlando el móvil.

El problema es que llevamos la cabeza hacia abajo.

Esto hace que en lugar de soportar el peso normal de la cabeza, al estar inclinada, nuestra columna tenga que aguantar más peso de lo habitual.

Lo ideal es intentar no doblar el cuello, es el primer paso para prevenir esos molestos síntomas.

¿Por qué nos afecta?

Según expertos en fisioterapia y rehabilitación este malestar es cada vez más común entre los jóvenes y se debe al uso excesivo de smartphones.

Han indicado que a diferencia de leer un libro o tejer, el uso de los dispositivos electrónicos genera una presión ocular mayor.

Debido a la velocidad en que aparecen las cosas delante de nuestra visión.

Una pantalla led estimula mucho el cerebro y los músculos de los ojos, que tienen relación directa con los músculos del cuello.

¿Qué debemos hacer para evitar el síndrome de cuello roto?

• Es fundamental mantener una posición erguida y no ser dependiente del celular.

• Lo ideal es dedicar un tiempo específico para responder los mensajes de texto o de voz, y no estar verificando todo el tiempo.

• Duchas de agua tibia o caliente que duren 7 minutos, donde el chorro caiga sobre el cuello.

Es una manera de aflojar los músculos y aliviar la tensión provocada.

• Debemos elevar con el brazo el móvil para que la visión sea lo más directa posible.

• Utilizar un soporte para móvil que nos pueden servir para nuestro día a día.

• Este problema también puede ocurrir en personas que trabajan con portátiles durante muchas horas.

Es recomendable elevar la pantalla para que nuestra visión sea lo más paralela posible a la pantalla.

Debes evitar inclinar el cuello hacia adelante.

Si los dolores son muy fuertes y, con masajes o medicamentos antiinflamatorios no mejoran, lo ideal es recurrir a tu médico de confianza.

Fuente: nosotras.com

La fisioterapia ayuda a tener una mejor calidad de vida

Las daños por lesiones corporales, aparecen a raíz de diversas causas como la exposición a malas posturas durante las jornadas laborales, el desgaste osteoarticular por el envejecimiento, las lesiones por actividad física de alto impacto o pueden ser también una condición de nacimiento. Estas lesiones dificultan parcial o totalmente el movimiento de alguna parte del cuerpo, aunque se pueden tratar a través de profesionales especializados en la ciencia del movimiento del cuerpo, conocidos como fisioterapeutas.

Los fisioterapeutas, a través de unos análisis, evalúan la lesión y cómo afecta el movimiento y proponen el tratamiento que mejor resultados dará para curar la lesión y prevenir su recaída.

¿Qué es la fisioterapia?

Es un conjunto de actuaciones, métodos, y técnicas que a través del uso de medios físicos, previenen, recuperan y curan a pacientes afectados por lesiones o molestias. Estas molestias pudieron surgir a causa de un golpe, caída o enfermedad, y gracias a la fisioterapia se logra erradicarlas y prevenir su reaparición. Es importante contactar a con un fisioterapeuta Málaga, que se encargue de ofrecer el tratamiento adecuado a cada condición.

El fisioterapeuta es el profesional del área de la salud y evalúa a cada paciente a través de pruebas manuales y eléctricas, que le ayudan a determinar el grado de afección de las capacidades funcionales y el movimiento articular. De ese modo, elabora un diagnóstico tendiente a controlar la evolución.

El especialista en este área estudia la interconexión que existe entre el cerebro y los músculos. Hoy en día, por lo amplio de su campo de acción se ha dividido en distintas áreas, tales como:

Enfermedades neurológicas: esta terapia está orientada a pacientes con lesiones en el sistema nervioso, como la esclerosis, Alzheimer o parálisis cerebral.

Oncológica: en este área el fisioterapeuta trabaja en equipo con médicos oncólogos para minimizar la molestia que causa en algunos pacientes, el tratamiento contra el cáncer.

Geriátrica: se trata a personas de la tercera edad, con la finalidad de ayudarles a mejorar los movimientos que se han visto limitados por el envejecimiento.

Deportiva: es frecuente que las personas que practican deportes de alto impacto o rendimiento, sufran lesiones como desgarres, luxaciones, rotura de ligamentos o fracturas, entre otras. También los deportistas requieren de fisioterapia para prevenir las lesiones.

Pediátrica: a través de este área se puede dar estimulación temprana al niño o atender cualquier patología.

Estética: es una de las áreas más nuevas y busca atender a los pacientes a través de terapias corporales o faciales.

Servicios prestados por centros especializados en fisioterapia

Los centros especializados en fisioterapia cuentan con un equipo de profesionales especialistas que atienden a cada paciente de una manera personalizada, ya que aún la misma lesión en dos personas se podrá tratar de manera distinta dependiendo de muchos factores.

El tratamiento irá en función a cada persona, cada sesión de fisioterapia tienen una duración aproximada de 50 minutos y por lo general, los agentes físicos más utilizados son el calor, el agua y la electricidad.

En estos centros también se ayudan a los pacientes con necesidades de utilizar prótesis, para que su adaptación sea lo más natural posible y evitar que se produzcan lesiones secundarias por malas posturas. Por otra parte, también se les da apoyo a pacientes que necesitan usar silla de ruedas para que aprendan a manejarse con ellas y sientan independencia.

La mayoría de las veces para que los tratamientos tengan éxito, los fisioterapeutas integran en el tratamiento a los pacientes, sus familiares y cuidadores para garantizar que sea un trabajo en conjunto y así lograr más rápidamente el objetivo.

Los servicios ofrecidos suelen variar dependiendo del centro de especialistas. Pero entre los más frecuentes están:

Servicio a domicilio: es especial para las personas con dificultad o incapacidad para trasladarse hasta el centro de atención o consulta.

Ejercicio terapéutico: estos ejercicios recomendados y realizados por especialistas logran mejorar la situación actual del paciente, minimiza el dolor y garantiza una recuperación más rápida.

Lesiones laborales: algunas lesiones aparecen por malas posturas en horas laborales suelen ser dolor lumbar o cervical.

Masaje: muchas personas a causa del estrés, preocupaciones o ansiedad sienten tensión y dolor, para lo cual un buen masaje realizado por un profesional de la fisioterapia les traerá beneficios al momento.

Suelo pélvico: este tratamiento ha venido en creciente demanda, combina técnicas manuales y tecnológicas que ofrecen excelente resultados.

La fisioterapia diagnostica y trata las lesiones o molestias buscando prevenirlas. Una de las áreas de enfoque principal de la fisioterapia es enseñar a los pacientes al uso correcto de su cuerpo, posturas y movimientos, para evitar que vuelvan a aparecer las afecciones o surjan nuevas.

Fuente: El faro de Málaga

¿Cómo estirar el trapecio superior?

El trapecio superior es un músculo que suele estar muy tenso en muchas personas. Aquí os dejamos cómo tienes que estirarlo.

Debes colocar la mano contraria a tu lado doloroso sobre la cabeza, y con un ángulo de 45 grados hacia adelante. Luego inclina la cabeza hacia el lado contrario; flexiónala hacia adelante, y gira la mirada y la cara hacia la axila que está del lado del dolor. Es decir, si te duele el lado derecho, pon la mano izquierda a 45º sobre la cabeza, ladea la cabeza hacia la izquierda, luego la adelantas un poco, y finalmente giras la cara hacia la axila derecha. Puedes ayudarte de la siguiente imagen para reproducirlo.

Mano y brazo a 45º.
Inclinar al lado contrario
Adelantar la cabeza.
Mirada hacia axila del lado doloroso.

Fuente: Fisiodue

Ergonomía postural ¿Qué es?

Hoy en día tanto en el trabajo como en casa llevamos a cabo malas posturas durante muchas horas. Eso produce alteraciones posturales. Puede que conceptos como ergonomía y control postural nos suenen un poco a chino pero tienen una gran importancia en nuestra salud.

Actividades que a primera vista parecen muy sencillas, pero que si se repiten día sí y día también, pueden generar la aparición de pequeñas lesiones en el sistema músculo- esquelético que llegado un día se manifiestan. Esas actividades (de riesgo aunque a primera vista no lo parezca) son gotas que van llenando un vaso, aparentemente no pasa nada, pero llega un día que el vaso desborda y es ahí cuando aparece el dolor. Estas lesiones se pueden corregir con una correcta educación postural.

¿Quién no se ha pasado 8 horas al día tecleando y sentado en frente del ordenador? ¿Quién no ha cogido el teléfono con el hombro mientras hacía otras cosas? ¿Quién no se ha tirado en el sofá después de un largo día de trabajo? Todo eso pasa factura a nuestro cuerpo.Los malos hábitos pueden producirnos dolores de espalda, de cuello, de hombros, o los no poco frecuentes dolores de cabeza, entre otros. La activación de puntos gatillo en músculos como el esternocleidomastoideo o trapecio superior están muy relacionados con cefaleas tensionales.

En la gente joven las malas posturas y alteraciones en la espalda pueden producir escoliosis (desviación de la columna), cifosis (vulgarmente llamado “chepa”) o hiperlordosis (aumento de curvatura en zona lumbar) entre otras.
Para evitar estas patologías es conveniente conocer una serie de consejos para mantener la higiene postural.
En esta imagen se puede ver cuáles son las medidas a tener en cuenta a la hora de colocarnos delante de un ordenador.

Fuente: fisioonline

¿Cuidamos nuestro cuello?: Fisioterapia y Cefalea Cervicogénica, la falsa migraña.

 

¿Dolores de cabeza frecuentes?

Entre un 70% y un 90% de la población padece al menos un episodio al año.
Con frecuencia los achacamos al padecimiento de migraña, pero no siempre es así. A veces no son más que una señal de aviso procedente de nuestras cervicales.
Está demostrado que un dolor de cabeza puede relacionarse con el raquis cervical, es la llamada cefalea cervicogénica. Se trata de la más frecuente después de la migraña, suponiendo un 20% de las cefaleas benignas y un 14-30% de las cefaleas crónicas.

Puede provenir de un trastorno de la musculatura cervical o de las articulaciones vertebrales: contracturas, traumatismos (especialmente el latigazo cervical), artrosis vertebral, sobrecargas, hipomovilidad articular y hernias discales cervicales son algunas de las causas más frecuentes.

¿Cómo saber si padecemos una cefalea cervicogénica?

Los 7 puntos clave para reconocerla son:
Dolor de cabeza en un solo lado del cráneo, sin variar el mismo.
Dolor moderado no punzante.
Comienza en la región cervical, propagándose progresivamente hacia la frente y el hueso temporal, siendo generalmente más intenso en esta última zona.
Aumento del dolor con ciertos movimientos o posturas del cuello, principalmente ante extensión cervical (cabeza hacia atrás), presentando alteraciones del sueño.

Tratamiento

Parece que la combinación de terapia activa (realizada con la colaboración del paciente) con terapia pasiva es mejor que si se usan aisladamente: masoterapia, estiramientos, cinesiterapia, electroterapia, termoterapia, vendaje neuromuscular, manipulación vertebral…
El consumo de antiinflamatorios también parece eficaz; siempre combinado con la rehabilitación manual.

 

 

 

 

Publicado el

El ejercicio físico y la fisioterapia retrasan los efectos del envejecimiento

El proceso de envejecimiento conlleva cambios a nivel físico, cognitivo, social, psicológico, etc. Estos cambios se pueden tratar y en muchos casos prevenir mediante fisioterapia y ejercicio físico

Evolutivamente se está diseñado para el movimiento, se ha comprobado como el ejercicio físico bien ejecutado aporta beneficios para la salud, retrasando el envejecimiento del sistema músculo – esquelético y consiguiendo un envejecimiento saludable.

 

Movimiento y salud

“Ejecutar una rutina física bien planificada en relación a las necesidades y objetivos de la persona va influir en una mejor calidad de vida, ya que implica que los diferentes sistemas biológicos se encuentren en equilibrio, comenta Manuel López, fisioterapeuta en Sevilla con más de 15 años de experiencia tratando pacientes.

 

Para este experto “realizando actividad física junto con unos hábitos alimenticios saludables”, se conseguirá mejorar la aptitud física y mental y como consecuencia reducir enfermedades patologías en el aparato locomotor.

 

Fisioterapia infantil. Concepto TMPI.

Es aquí cuando tiene mayor importancia el movimiento. De forma inconsciente cuando se coge a un bebé se “mece” mediante el gesto universal del movimiento. En los primeros años de vida estos movimientos de mecidas son muy importante ya que favorecen la maduración del sistema nervioso. Según como haya sido estimulado y movido un niño desde pequeño, influirá en todo su desarrollo en aspectos biomecánicos e incluso cognitivos.

 

De ahí la importancia que ha tomado actualmente el que los bebés y niños sean valorados por un fisioterapeuta especializado en terapia manual pediátrica integrativa.

 

Contando con instalaciones adecuadas, numerosas familias con hijos que muestran algún tipo de dificultad o necesidad, pueden recibir el tratamiento adecuado y específico para mejorar el desarrollo de sus hijos desde edades tempranas.

 

Un colectivo siempre en movimiento

La comunidad profesional de fisioterapeutas opera mediante numerosas charlas a la ciudadanía, congresos y eventos trabajando no sólo en la parte de investigación y desarrollo si no la concienciación y tutorización.

 

A través de Colegios de Fisioterapeutas se intercambian experiencias entre todos los colectivos implicados que comparten objetivos similares.

COFN